23.8.10

Sí, claro que estoy monotemática. Cerré Facebook por un tiempito y es en lo único que pienso.
Aquí, mi vida sin Facebook (remedando la sección de Bruno, evidentemente)


Desde que desactivé mi cuenta de Facebook
No intento ser tan perfecta, me relajo más.
Soy más tonta de lo que he sido,
pero menos gente se entera.
Soy menos higiénica.
Corro más riesgos, hago más viajes,
contemplo más atardeceres, subo más montañas, nado más ríos.
Voy a lugares adonde nunca he ido, como
más helados y menos habas,
tengo más problemas reales y menos imaginarios.

Si pudiera volver atrás trataría de tener
solamente buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos;
me gusta que sea así.
Yo era una de esas que nunca iban a ninguna parte sin termómetro,
una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas;
Desde que desactivé mi cuenta FB, viajo más liviana.
Desde que desactivé mi cuenta FB, comencé a andar descalza a principios
de la primavera y seguiré así hasta concluir el otoño.
Doy más vueltas en calesita, contemplo más amaneceres
y juego con más niños, desde que desactivé mi cuenta.

3 comentarios:

Anita Leporina dijo...

te vamos a extrañar!

manuelísima dijo...

Che, y no se te ocurrió abrirte un tuiter, un mispace, un yutube, ni siquera unirte a un foro? Sí, tenés razón, no da. Desde que tengo face visito más a mis amigos vituarles que a los que me ceban mate...
Abrazo

Micaela dijo...

No sé como llegué acá. Una "lectora ocasional", pero puedo convertirme en una regular, ja. Me gustó lo que escribiste sobre el FB. Yo también lo cerré hace tiempo y no tengo la idea de volver a abrirlo. Me hice un blog hace poco y estoy contenta con eso.

Dejo saludos

Atte Saint Michel