25.8.07

El gran mundo del microrrelato

Gracias a algunas circunstancias de la vida, he descubierto recientemente al género microrrelato. Y en ese descubrimiento, observo que es genial. No cualquiera puede contar toda una historia en pocas palabras (aunque el "mundo blog" tiene también un poco de esto).

De cualquier manera, quiero compartir algunos microrrelatos del escritor español Max Aub que pertenecen al libro Crímenes ejemplares.


Lo maté porque me dolía la cabeza. Y él venga hablar, sin parar, sin descanso, de cosas que me tenían completamente sin cuidado. La verdad, aunque me hubiesen importado. Antes, miré mi reloj seis veces descaradamente: no hizo caso. Creo que es una atenuante muy de tenerse en cuenta.

Mató a su hermanita la noche de Reyes para que todos los juguetes fuesen para ella.

Era tan feo el pobre, que cada vez que me lo encontraba, parecía un insulto. Todo tiene su límite.

¿Ustedes no han tenido nunca ganas de asesinar a un vendedor de lotería, cuando se ponen pesados, pegajosos, suplicantes? Yo lo hice en nombre de todos.

¿Usted no ha matado nunca a nadie por aburrimiento, por no saber qué hacer? Es divertido.

-¡Antes muerta! - me dijo. ¡Y lo único que yo quería era darle gusto!

Hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba. Y venga hablar. Yo soy una mujer de mi casa. Pero aquella criada gorda no hacía más que hablar, y hablar, y hablar. Estuviera yo donde estuviera, venía y empezaba a hablar. Hablaba de todo y de cualquier cosa, lo mismo le daba. ¿Despedirla por eso? Hubiera tenido que pagarle sus tres meses. Además hubiese sido muy capaz de echarme mal de ojo. Hasta en el baño: que si esto, que si aquello, que si lo de más allá. Le metí la toalla en la boca para que se callara. No murió de eso, sino de no hablar: se le reventaron las palabras por dentro.

1 comentario:

dementa dijo...

bueno lo que hace galeano es eso no? a mi me gusta a pesar de lo que diga mucha gente. es sensiblero y qué? bueno besos y sigo recorriendo tu blog.